RUTA 77, EL NUEVO CONCEPTO DE FOOD EXPERIENCE

Pinchos, zumos détox, cócteles, productos delicatesen y cenas chic son solo algunas de las propuestas que se pueden disfrutar en esta particular variante de los conocidos street food markets.

Con más de 1000m2 de planes culinarios y una espectacular terraza con vistas, el espacio gastronómico de Dreams Palacio de Hielo se convierte en uno de los puntos de referencia para disfrutar del ocio en la capital.

Ruta 77 es también el lugar adecuado para celebrar un evento y un espacio dinámico que cuenta con una vibrante agenda para vivir el fin semana.

La agenda gastronómica madrileña añade un plan imprescindible con la inauguración de Ruta 77, un nuevo concepto de food experience para disfrutar del ocio en la capital. Los gastro hunters están de suerte con la llegada de más de 25 artesanos de la restauración, que con mimo y esmero seleccionan a diario sus productos para elaborar sugerencias gourmet con las que adaptarse a todos los gustos y planes. Así, disfrutar de la cocina más tradicional o degustar los sabores más vanguardistas es sólo cuestión de visitar los distintos rincones que se ubican en el número 77 de la calle Silvano en Madrid. De fácil acceso a través de transporte público y con aparcamiento gratuito para los que prefieran desplazarse en su vehículo propio, Ruta 77 se convierte en el referente foodie del norte de Madrid.

El secreto de los fogones españoles.

Dicen que como en España no se come en ningún sitio. Por eso, en Ruta 77 hay numerosas propuestas para los que aprecian los matices de la cocina de siempre como un buen salmorejo, un pincho de tortilla, unas croquetas, una selección de ibéricos o un rico arroz. Pero como la ruta del sabor no entiende de coordenadas, en este espacio es posible trasladarse desde la costa valenciana a la atlántica para degustar de un pulpo a la gallega o una fritura al estilo andaluz, entre otras muchas especialidades.

Un viaje al sabor de otros países.

Disfrutar del auténtico Tex-Mex o de las delicias que ofrece la cocina belga, también es posible para quienes visiten Ruta 77. Pero si las preferencias apuntan a tradiciones alemanas, italianas o se trasladan al continente americano, en la nueva Food Experience de Dreams Palacio de Hielo los amantes de lo internacional también tienen una parada obligatoria.

Caprichos para el paladar.

Hay momentos que se merecen un sabor especial. A veces en pequeñas dosis con unas palomitas de colores con caramelo y a veces con una rica tabla de quesos a elegir entre más de 100 variedades. Pero como para gustos los colores, hay quienes sueñan por encima de todo con unas piezas de sushi. ¿Lo mejor? Que todo es posible disfrutarlo en compañía, a solas o con una cita secreta mientras se contempla el atardecer desde la terraza de Ruta 77.

Los mejores momentos se celebran con un brindis.

Además de ofrecer una cuidada selección de pinchos y comidas, Ruta 77 también ha puesto en valor la importancia de acompañar cada una de ellas con la bebida adecuada. Por ello, los mejores vinos, cervezas, zumos y cócteles, tanto nacionales como internacionales, pueden saborearse desde los distintos córners que configuran la nueva Food Experience de Dreams Palacio de Hielo.

Un lugar vivo para celebrar eventos y disfrutar del fin de semana.

Ruta 77 nace con el espíritu de integrar el concepto de los street food markets dentro de un centro comercial a través de una propuesta gastronómica innovadora. Ruta 77 es, además, el lugar adecuado para celebrar un evento, disfrutar del ocio nocturno y un espacio dinámico que cuenta con una vibrante agenda para vivir el fin semana con actuaciones de música en directo, actividades temáticas y 1.800 plazas de parking gratuito.

Acerca de Ruta 77:

Ruta 77 del Palacio de Hielo se encuentra situado en la Planta de Restauración del Centro Comercial Dreams Palacio de Hielo, uno de los principales centros de ocio de Madrid que cuenta con cines, gimnasio, pista de hielo y una selecta oferta de tiendas de moda y supermercado.

En tanto que haya alguien que,
crea en una idea, la idea vive.

José Ortega y Gasset